Seleccionar página

Los microinversores solares son la mejor alternativa a los inversores tradicionales y están ganando peso en el mercado del abastecimiento energético. Y es que las placas solares con microinversor son una extraordinaria solución para el autoconsumo, pues sacan el máximo partido a cada panel. Además, optimizan la producción de energía evitando pérdidas energéticas derivadas de sombras, escombros y demás elementos que opacan los paneles solares. Por tanto, el rendimiento está garantizado. 

Pero, ¿cómo funcionan y qué otras ventajas presentan las placas solares con microinversor? 

¿Qué son y cómo funcionan los microinversores?

Los microinversores son pequeños equipos capaces de convertir la energía de corriente directa de los paneles solares en corriente alterna compatible con la red eléctrica. Estos dispositivos suelen instalarse debajo de cada panel solar.

Están diseñados con MPPT (Maximum Power Point Tracker, por sus siglas en inglés), o lo que es lo mismo, ‘seguidor de punto de máxima potencia’. Esta incorporación garantiza que cada módulo funciona con la más alta eficiencia y a máxima potencia.

La opción más flexible para instalaciones a pequeña escala 

Las placas solares con microinversor se han consolidado como la alternativa más ventajosa y práctica en términos de eficiencia energética para instalaciones a pequeña escala, superficies complicadas o paneles solares con diferentes orientaciones. 

En definitiva, se trata de una solución ideal para instalación doméstica que no requiera potencias superiores a 1000 W. 

Versatilidad: buque insignia de las placas solares con microinversor

Cuentan con un diseño simplificado que, en consecuencia, se adapta a cualquier entorno. Esta característica del sistema permite que se amplíe posteriormente, adaptándose al 100% a las necesidades de energía de los usuarios, sin necesidad de ser cambiados al añadir más paneles solares sobre la instalación inicial. 

Una larga vida útil frente a los sistemas convencionales

¿Sabías que los microinversores solares tienen hasta cuatro veces más de vida útil que los centrales? Duran un mínimo de 20 años, de modo que los usuarios se olvidan de sustituciones en el largo plazo. 

¿Tú también quieres disfrutar del máximo rendimiento en tu instalación? Ponte en contacto con SolarPrat, donde nuestros especialistas en energía fotovoltaica y de autoconsumo diseñan y materializan tu proyecto a fin de generar tu propia energía verde. 

¿Necesitas ayuda?